Soy Angela Liliana Ruiz Barreto, tengo 22 años, estudio actualmente X semestre de Medicina en Bogotá. Toda la vida había sufrido de hiperhidrosis localizada principalmente en las manos y las axilas. A todo médico al que acudía me decía que no tenia cura, y me trataba con talcos, cremas, lociones, etc. incluso me formulaban tabletas para mejorar mi ansiedad ya que tal vez esa era la única manera de controlar el sudor.

Fue hasta hace un año, cuando asistí a un congreso de cirugía dermatológica, que contacté al Dr. Camilo Osorio, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Sabana, Cirujano General y de Tórax, quien estaba presentando un nuevo método para controlar este problema, se llama SIMPATECTOMIA DORSAL BILATERAL GUIADA POR VIDEOTORACOSCOPIA. Este es un método poco invasivo, en el cual retiran dos ganglios de la cadena simpática la cual es la responsable de esta enfermedad. El me aconsejó que para mi seria la solución esta nueva cirugía.

Fue así que con el apoyo de mis padres me operé hace 8 meses; obteniendo excelentes resultados para mi vida. Ahora no tengo que secarme la mano para saludar a alguien, levanto mis brazos sin estar cohibida, no me he vuelto a sonrojar, bailo sin temor a que me suden las manos, y en mi práctica hospitalaria me ha dado confianza para examinar a los pacientes. Pero lo mejor de todo es que la cicatriz es mínima y no se ve. Obviamente que como en toda cirugía hay reacciones secundarias pero no son para preocuparse; solamente he tenido sudoración compensatoria por el estomago, la espalda y las piernas pero dependen principalmente de la temperatura que este haciendo. Estoy feliz, pero ante todo muy agradecida con las personas que apoyaron, en especial a mis padres y al Dr. Osorio.

En conclusión, opino que esta cirugía ha sido la mejor decisión que he tomado en mi vida; y con esto creo estar dándole valor a otras personas que están sufriendo igual o más de lo que yo sufrí. Mi recomendación para los que lean esto es: Si tienen los medios y las formas para someterse a esta cirugía no duden en hacerlo. De verdad vale la pena.

Angela Liliana Ruiz Barreto
! Hola Doctor¡ Esta es mi historia.

Nuevamente le doy las gracias por lo que hizo por mí. Espero que esto sirva para que lo pueda hacer con otras personas como yo…

Me llamo Jorge Andrés Contreras. En este momento tengo 18 años, y el año pasado me realicé una Simpatectomia dorsal, con el objetivo de mejorar mi condición, es decir, mi hiperhidrosis. No tengo conciencia desde qué momento exacto comencé a padecer esta molesta enfermedad. Personalmente considero que se fue desarrollando poco a poco, y cuando menos pensé, mis manos, mis pies, mis axilas y mi rostro, estaban sudando constantemente y sin un motivo aparente. Algunas veces creí que podía ser algo emocional, como el estrés o la ansiedad, otras veces le eché la culpa a la adolescencia con sus cambios físicos. Sin embargo, es obvio para mi, y para todas aquellos que padecen esta enfermedad (no le encuentro un mejor calificativo), que esta situación tan molesta es sinónimo de que algo no funciona como debería, en nuestro organismo. La situación que acabo de describir, me enfrentaba a numerosas situaciones incómodas, como agarrarle la mano a una nena, bailar, aprender a manejar, y sobre todo, escribir y saludar; estas situaciones y muchas otras que vienen a mi memoria y que son algo completamente cotidiano para la mayoría de las personas se convertía para mí en un completo martirio que debo reconocer me inestabilizada emocionalmente; sin embargo, la magnitud de mi problema no era entendido por nadie a mi alrededor pues no era un dolor físico que es el que las personas comúnmente comprendemos mejor.

Comencé a buscar algún tratamiento formal para controlar la hiperhidrosis: tuve varias citas con diferentes psicólogos, consulté con dermatólogos y me untaba todo tipo antitranspirantes. Finalmente, en una ocasión una dermatóloga me informó acerca del doctor Camilo Osorio. Me comuniqué con él, le expliqué mi problema y programamos encontrarnos para ver si era conveniente realizarme la intervención quirúrgica, sobre la cual él me prestó gran cantidad de información en la que se informaba sobre el procedimiento, sus posibles riesgos y consecuencias. Me convencí – y a mis padres- de que valía la pena intentarlo, y hoy en día me siento muy contento con los resultados. Mi sudoración en las manos y axilas se redujo casi por completo, y la sudoración en la cara mejoró considerablemente ya que solo ocurre cuando realizo algún ejercicio o cuando hace calor, y no como antes cuando sudaba sin control. Ya puedo saludar y escribir tranquilamente y estoy conciente de que me siento más seguro para interactuar con las personas. En fin, a pesar de la sudoración compensatoria que tengo algunas veces en la espalda y la barriga (cuando hace calor o cuando hago algún ejercicio), considero que la Simpatectomia dorsal es una gran oportunidad para mejorar la calidad de vida de las personas que se encuentran en una situación parecida a la mía.

¡Mucha Suerte¡

Jorge Andrés Contreras
Doctor Osorio le saluda Pablo Hidalgo. Le escribo para contarle que ya no tengo ninguna molestia y que estoy muy feliz con los resultados de la operación, de vez en cuando sudo un poco la espalda pero solo cuando tengo mucho calor o cuando estoy bailando, pero en general es muy leve y no traspaso la ropa, así que no lo tomo en cuenta.

Doctor estoy muy agradecido con usted porque su operación ha cambiado mi vida, he dejado de ser tímido, ahora puedo hablar en publico, algo que no podía hacer antes por vergüenza de que me vieran sudar, además me he podido comprar ropa que antes por el sudor no me la podía poner.

Bueno doctor le mando un abrazo y si algún día viene a Ecuador estaremos a sus ordenes en lo que necesite.

Pablo Hidalgo
Hola soy Sara. Hasta hace poco sufría de enrojecimiento facial, lo que para mí era bastante traumático, tanto que evitaba a toda costa las reuniones sociales en recintos cerrados y enfrentarme a grupos numerosos de personas, todo por el temor a enrojecerme, reacción que no podía manejar y que finalmente terminaba haciéndome sentir vulnerable, bastante tonta y ridícula.
Busqué ayuda médica (sicólogos y bioenergéticos) durante unos ocho años, encontrando que varios de estos profesionales me ayudaron a mejorar algunos aspectos de mi vida, pero este lastimosamente no.

Hace un año ví en un programa de discovery health, un documental acerca de una cirugía llamada simpatectomía la cual disminuía el enrojecimiento facial y la sudoración en manos y cara y empecé a documentarme al respecto por medio del internet y la consulta de profesionales relacionados con el área.

En una de esas consultas me contactaron con el Dr. Camilo Osorio Barker quien desde Bogotá me informó acerca del pros y los posibles contras de la cirugía.

Este año luego de un sin número de problemas logré que la medicina prepagada me cubriera mi cirugía y estoy feliz.

Pese al poco tiempo que llevo de operada he notado mis manos calientes cuando antes las mantenía frías, mi cara, mis manos y mis axilas están secas y no me he vuelto a ruborizar, razón principal de la operación.

Finalmente me despido animando a las personas, que han estado buscando cambiar su vida al controlar las reacciones que se les salen de las manos, para que se operen y dándole las gracias al Dr. Camilo, médico estudioso talentoso al que Dios dotó de un gran carisma.

Sara Restrepo
Febrero, 2007

Hola Doctor Camilo!!!

Quiero agradecerle por la maravillosa oportunidad de conocerlo y por operarme. No sabe lo feliz que me siento con los resultados, no puedo creer que hasta pueda usar sandalias y echarme crema de manos, sin sentir ninguna molestia. Lo único maluco de todo ha sido el dolor en el pecho, sobretodo los primeros días, pero sabe, todo vale la pena por lo bien que me siento.

Espero que muchas otras personas se sigan beneficiando de esta maravillosa cirugía, y obviamente de sus manos. Muchas, muchas gracias. Le quedo totalmente agradecida.

Dios lo bendiga, Nora S.

Nora S.
Hi, How are you Dr. Osorio, Its Maria Pardito I had an operation with you about hyperhidrosis. I had no any chance to come to your office. The last time we spoke you´d like to see me again but I am still out of the country.

I am doing well now , NO SWEAT, Thanks to you. You’re such a good Doctor.

María Pardito
Desde que tengo uso de razón veía como mis manos, axilas y pies sudaban a mares, era un auténtico calvario que solo podían entender quienes lo sufrían, a veces quería morirme antes que seguir padeciendo esto, sentía que la vida había sido demasiado injusta conmigo al haberme tocado esta enfermedad que mantenía mi autoestima por los suelos, odiaba mis manos y pies por sudar de aquella manera, probé cuanta cosa me dijeron que servia para eliminarla, visite especialistas y un día, hasta mi madre trajo a casa a un supuesto sanador que aprovechándose de mi ansia por dejar de sudar me manoseo todo el cuerpo, hizo que tomara 12 pastillas diarias durante una semana hasta intoxicarme, porque según él así saldría el mal que llevaba dentro, obviamente después de aquello no volví a creer en curanderos.

Un día leí en el Internet que el Doctor Camilo Osorio Barker había operado a mucha gente que como yo, padecían hiperhidrosis y en los testimonios contaban lo felices que eran en su nueva vida, después de la operación, al leer esto no me lo pensé ni un segundo, me puse en contacto con el doctor Osorio y a las dos semanas siguientes viaje a Colombia para que me operara. Me opero en la Clínica Soma de Medellín, fueron unas pocas horas en el quirófano y desapareció la pesadilla del sudor.

La operación ha sido el mejor y mas bello regalo que he recibido jamás, no me pareció nada costosa, puesto que estaba dispuesta a hipotecar mi vida si con ello me quitaba ese problema de encima, prefería morirme antes que seguir así, eso no era vida, ni era nada.

Puedo decirles con la mano en el corazón que después de que el doctor Camilo Osorio me ha operado, mi vida ha cambiado por completo, ahora mis manos y mis axilas están totalmente secas, mis pies solo sudan en caso de extremo calor, en verano me suda un poco el estómago y la espalda, pero es algo que no me incomoda mucho. Ahora soy una persona segura de si misma y más eficaz en mi trabajo, no arruino las hojas, doy la mano a la gente, he dejado de usar pañuelos y de secarme en la ropa, pero lo verdaderamente importante es que ahora llevo una vida normal y feliz.

Patricia Betancourt
El profesionalismo de todo el equipo, lo mismo que el excelente servicio que recibí en todo momento en el Hospital Cardio Infantil fue magnifico. Gracias a todos y en especial al Doctor Camilo Osorio Barker quien realizo la cirugia.

Sufrí de sudoración excesiva en las manos, pies y rubor facial que se fué acentuando cada dia. Hoy tengo 50 años y volví a la universidad: con otro idioma que aprender el problema se agravó. Era un trauma el solo hecho de dar la mano para saludar porque siempre las tenia sudorosas, que pena. Consulte sicólogos y siempre decían que eran nervios y que debía tranquilizarme. Usé de todo en mis manos, desodorantes, talcos y tome productos naturales para los nervios pero nada funcionó.

Mi esposo me aconsejó la cirugía y hace un mes que el Dr. Camilo Osorio realizó la cirugía, que fue todo un éxito. Todo fue muy rápido y excelente la atención por parte de todos. Llegue a las 6:00 am y a las 9:30 am ya estaba despierta, no fue mas la estadía en la clínica, esa misma mañana salí para mi casa.

La recuperación no es dolorosa y pude hacer todo normalmente, pues las incisiones son mínimas en ambas axilas, no necesité cambiar nada o llamar al Dr. Osorio para algo extra o dolor. Tuve control a los 5 días con el Dr. Osorio y todo lo encontró normal. Después de esto aparece un ardor en la espalda que con pastillas lo controlé, pero que es esporádico, no es constante el ardor y por lo tanto tampoco tomé seguido las pastillas y finalmente decidí dejarlas y hacerme la tonta y hago otras cosas en lugar de pensar en eso. Quiero agradecer nuevamente al Dr. Camilo Osorio Barker y a todo el personal del Hospital Cardio Infantil por la amabilidad y por el excelente trabajo que desarrollan.

Cordialmente
Marlenny McNew
Silver City, New Mexico, USA

Marlenny McNew
Hola Dr. Osorio, si, estoy muy bien, me siento muy bien y estoy totalmente satisfecha. Mi vida cambió y fue para bien, me siento mas segura de mi misma, soy muy feliz. Es como si fuera mágico, esta operación es realmente impresionante.

Aquí en mi país le comenté a un cirujano y quedó sorprendido y fue inmediatamente a la página suya para informarse.

Le doy muchas gracias a DIOS y a usted Doctor Camilo. Cuídese mucho.

Con mucho cariño,

Ruth Cabrera
Medellín, 22 de julio de 2007

Mi nombre es Luz Mercedes, tengo 40 años y soy arquitecta. Desde niña me sudaban mucho las manos y en mi familia me decían que yo era muy nerviosa. Era una enorme dificultad cuando en la adolescencia empecé a ir a fiestas, porque con el calor, inmediatamente me sudaban las manos y me avergonzaba con el contacto al bailar. Cuando ingresé a estudiar arquitectura fue peor, porque las aulas eran calientes y éramos muchos estudiantes, por lo que regularmente me sudaban las manos y engrasaba las planchas de dibujo; debido a esto me tocó repetir varias de éstas y en otras la nota fue rebajada. Pese a todo me fui acostumbrando y llegué a creer que eran los nervios, hasta que escuché por noticias en la televisión y empecé a investigar, descubriendo que yo tenía algo llamado “Hiperhidrosis” y que otras personas también lo padecían. Desde que me hice la cirugía, me operó el Dr Camilo Osorio Barker, mi vida ha cambiado ostensiblemente y me ha dado mayor autoestima y tranquilidad a la hora de confrontar otras personas en reuniones o fiestas. hasta el arreglo de las uñas me dura más.

La cirugía es un procedimiento corto, tiene la ventaja que no te hospitalizan y puedes comer relativamente normal desde el primer día. Existe una pequeña molestia con la respiración por unos pocos días, por lo que se debe dormir con almohadas altas, pero en términos generales esta molestia es controlable. Después de unos días me dio dolor de espalda y sensibilidad en los senos, pero como son consecuencias normales y temporales, no hay de que preocuparse y con analgésicos se puede llevar. Me sirvió mucho que después de ocho días empecé a hacer bicicleta estática suavemente, sin excederme, esto permite que los pulmones reaccionen más rápidamente, pero uno no debe preocuparse porque el estado físico se tarda en restablecerse. La mejoría en las manos es inmediata y me parecía imposible tenerlas secas, hasta cuando empecé a hacer bicicleta eran absolutamente secas… realmente es una sensación muy agradable. Me reintegré a trabajar a los tres días de la cirugía, con lo que se puede apreciar que aparte del cansancio relativo en la respiración y el dolor de espalda, es como sí no te hubieran hecho nada.

Espero que todas las personas que tengan al igual que yo hiperhidrosis puedan encontrar la cura y mejorar su calidad de vida.

Luz Mercedes. Medellín, Colombia.

Luz Mercedes
Dr. Osorio muy buenas tardes.

Hoy encontré su tarjeta de casualidad entre mis cosas y por un momento regrese unos cuantos años antes de que usted me operara y me acorde de quien era yo antes de su cirugía, ingrese a su pagina y vi un video y quede petrificada al recordar tantas situaciones incomodas que hasta el momento de conocerlo a usted, pensé no podía cambiar nunca.

No quise dejar pasar la oportunidad para agradecerle una y mil veces por la operación, porque próximamente cumpliré cuatro años de ser operada y nunca mas después de ese día, volvía a saber que es el sudor en las manos ni la incomodidad que solo una persona que tiene este problema puede sentir.

Una vez me operé con usted tuve la oportunidad de recomendarle la cirugía a una amiga, quien viajo de Estados Unidos para que usted la operara y nunca dudaría en decirle a cualquier persona que tuviera este problema que el Dr. Camilo Osorio Barker es la mejor solución y que el cambio es de manera inmediata y permanente.

Una vez mas… GRACIAS!!!

Catherinne Johanna

ccifuentes@bixel.com.co

Catherinne Johanna
Desde hace más de 10 años había estado sufriendo mucho por mis constantes episodios de enrojecimiento Facial. Durante un tiempo estuve en terapia psicológica porque no entendía el porque de mis reacciones, muchas veces incluso antes situaciones tan triviales como encontrarse con alguien conocido en la calle. Durante las terapias mejore un poco pero no lograba que desapareciera el incómodo Rubor Facial.

Hace 2 años empezó a empeorar la situación y cada vez me generaba más tensión el solo hecho de pensar que iba a ponerme roja, por lo cual muchas veces deje de decir y de hacer cosas en clase o en la oficina, además cada vez que me pasaba me hacía sentir peor conmigo misma.

El año pasado comencé a averiguar en Internet, sin embargo no me decidía del todo a realizarme la cirugía porque me daba miedo que de pronto no funcionara para mí y también por los efectos secundarios.

Este año después de mirar algunas opciones encontré la página del Doctor Camilo Osorio y me decidí a escribirle por e-mail y ese mismo mes decidí realizarme la Simpatectomía.

Ahora tengo 15 días desde la cirugía y me siento como si me hubiera quitado un peso de encima, ya no he vuelto a sentir ese miedo que tenía a enrojecerme y no he vuelto a ruborizarme, a sentir la cara caliente y las manos frías.

En cuanto a la sudoración compensatoria siento que me sudan un poco los pies y que cuando estoy ante situaciones que antes me ruborizaban siento el cosquilleo y el calor que sentía en la cara un poco al nivel del estomago y la espalda, pero no pasa de ahí, por lo cual las otras personas no lo notan, lo que es fantástico.

Estoy realmente feliz de poder mirar a las personas y tener la tranquilidad de que ya no voy a ponerme roja y poder decir y hacer las cosas que quiero. Ahora me siento como una nueva persona.

Le doy las gracias Dr. Osorio nuevamente por haberme operado y por ayudarme a volver a confiar en mi misma. Creo que es un doctor muy humano y de verdad fue un placer haberlo conocido.

Con mucho cariño,

Grace P.

gtejera@rocketmail.com

Grace P.
Buenos días Doctor, Le cuento que los resultados de la cirugía ha sido un éxito y me siento satisfecha. Dios siga bendiciendo tus manos porque ha sido de gran bendición en mi vida, me siento mas segura y le agradezco inmensamente.

Feliz día.

MH Casanare
Ver más testimonios