RUBOR FACIAL

Ruborización Facial Patológica se caracteriza por su aparición instantánea en cara (mejillas, orejas), cuello, ante estímulos como hablar en público o encontrarse con alguien, así sea conocido.

Aunque el enrojecimiento de la cara es un fenómeno normal en los seres humanos, cuando es severo, también conocido como Ruborización Facial, “blushing” o “ponerse rojo”, puede afectar considerablemente la vida cotidiana, social y laboral de quienes presenten esta sintomatología.

Esta patología tiene el mérito histórico de haber sido descrita por el naturalista inglés Charles Darwin, padre de la teoría de la evolución de las especies.

El Nervio Simpático es el encargado de hacer que el rostro tome color ante situaciones de estrés o emoción. Está ubicado dentro del tórax y tiene forma de un rosario, formado por los ganglios delsimpático. El segundo ganglio (T2) es el responsable del Rubor Facial.

Este sistema funciona en forma automática y por lo tanto no es controlable voluntariamente por la persona. La exagerada Ruborización Facial se produce por el mal funcionamiento del Nervio Simpático.

Se presenta especialmente en situaciones de emoción o estrés importante o incluso menor, como al hablar en público, aun dominando completamente el tema, o al encontrarse con alguien, aunque sea conocido. Por esta causa normalmente evitan participar en clase o acudir a reuniones.

Por ser dependiente del sistema autónomo simpático, el paciente no logra controlar voluntariamente estos síntomas y frecuentemente pasa por tímido o inseguro sin realmente serlo.

Frecuentemente se asocia a hiperhidrosis en la cara, palmas de las manos, axilas o pies.

Los pacientes que presentan este problema describen un gran impacto emocional, con sentimientos de ansiedad, miedo, obsesión y depresión. Hasta en el 70% llegan incluso a desarrollar Fobia Social, que afecta severamente sus actividades académicas o laborales e incluso en casos extremos no salen más de su casa.

La Ruborización Facial Patológica afecta entonces en forma importante el desempeño de la persona en la vida cotidiana, social y laboral, condicionándole fuertemente su vida.

La solución para la Ruborización Facial es la Simpatectomía Videotoracoscópica, una cirugía ambulatoria mínimamente invasiva que produce una mejoría definitiva de la Ruborización facial Patológica, llevando a quienes sufren de este incómodo problema a un cambio positivo en su vida. Debe ser llevada a cabo por un cirujano especialista en cirugía de tórax con experiencia en cirugía del simpático.

Es el único tratamiento que permite una mejoría definitiva de los síntomas, siendo la mejor solución para la Ruborización Facial.

Es un procedimiento de mucho detalle, que se realiza con incisiones mínimas (solo 0,5cm en el costado y la axila), con la ayuda de video y de instrumental tecnológico de última generación, que permiten intervenir el ganglio simpático T2. Requiere de precisión y amplia experiencia por parte del cirujano. Este procedimiento ha evolucionado rápidamente en los últimos años en beneficio del paciente, reduciendo enormemente no solo riesgos sino también costos para el paciente.

La cirugía se realiza en aproximadamente 30 a 40 minutos, con ayuda de una minicámara de video que permite visualizar y amplificar la anatomía del tórax y los ganglios del simpático que deben ser operados, procedimiento en el que se utiliza el bisturí armónico. Se lleva a cabo con anestesia general y los resultados  son inmediatos.

Es un procedimiento generalmente ambulatorio (sale para la casa el mismo día), bien tolerado, seguro (el índice de complicaciones es de menos del 0,5%) y de muy corta incapacidad. Pueden hacer deporte a los 10 días de la cirugía.

Con la Simpatectomía Videotoracoscópica del ganglio T2 del sistema simpático se consigue una solución en forma definitiva.

En nuestra serie de pacientes operados con Simpatectomía Videotoracoscópica, tenemos una disminución del 80 al 100% del rubor respecto a antes de la cirugía, con gran satisfacción para los pacientes.

El efecto secundario más común de esta cirugía es la sudoración compensatoria que, ante el estímulo del calor ambiental, se puede presentar en espalda, abdomen y piernas; sin embargo, en la gran mayoría de pacientes es leve y de fácil manejo y no afecta la alta satisfacción con los resultados de la cirugía.

Luego de la cirugía, el paciente mejora significativamente su calidad de vida y puede retomar normalmente sus relaciones sociales y laborales. También tienen la oportunidad de cultivar su autoestima y retornar a una vida cotidiana sin la preocupación de estar sonrojándose todo el tiempo.

El éxito del procedimiento a largo plazo está por encima del 99% El doctor Camilo Osorio Barker es uno de los cirujanos de tórax expertos en cirugía del Simpático más reconocidos en Latinoamérica.

Ha tenido la fortuna de ser protagonista de la evolución de esta cirugía, investigar y actualizarse constantemente para ofrecer seguridad y confianza a sus pacientes.

Su experiencia es una de las mas grandes de Iberoamérica, con más de 1.250 pacientes intervenidos de Simpatectomía Videotoracoscópica en los últimos 15 años en Bogotá, Medellín donde atiende pacientes de todo el país o procedentes del extranjero.

Fue Decano de la facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana en Bogotá por 13 años, miembro Activo de la Sociedad Colombiana de Cirugía, miembro de Número de la Sociedad Colombiana de Neumología y Cirugía de Tórax, miembro Titular de la Asociación Sudamericana de Cirugía Torácica donde se desempeñó como presidente.

El mayor beneficio que puede tener un paciente al operarse con el doctor Osorio Barker es asegurar una intervención quirúrgica con riesgos mínimos, tener una amplia explicación del procedimiento y un contacto directo, permanente e incondicional con el doctor, para resolver todas sus dudas antes y después de la  simpatectomía torácica por Videotoracoscopia.

En la primera consulta el paciente puede aclara todas sus dudas y hablar ampliamente de su patología y tratamiento, así como de las complicaciones y efectos colaterales. Si está indicada la cirugía, se defina el procedimiento.

 

Para obtener mayor información puede comunicarse con el Doctor CAMILO OSORIO BARKER

En Bogotá, en el Centro de Especialistas de la Fundación Cardioinfantil Edificio I piso 10, Teléfono y Whatsapp para Bogotá y Medellín 57 310 4244564 - 57 310 7859915, o también a la dirección electrónica caol@epm.net.co.